Una vecina de Cañada se reencontró con su gemela después de 54 años, tras haber sido separadas al nacer

Silvina Benitez, una vecina de Cañada, se reencontró con su gemela Ofelia después de 54 años, tras haber sido separadas al nacer. La hermana de Silvina vive en Paraná, a 210 km. de su gemela, y fue contactada por los hijos de la cañadense después de que subiera una foto a sus redes sociales. "La sangre es la sangre y nos une mutuamente sin darnos cuenta”, expresaron las hermanas.

El 9 de mayo de este año, Romina Giménez, hija de Ofelia Almada, publicó en su cuenta de Facebook una foto de su madre y su abuela, abrazadas, por el festejo de cumpleaños 75 de la mujer. A 210 km de Paraná, en Cañada de Gómez, provincia de Santa Fe, los hijos de Silvina Benítez vieron la foto donde aparece Ofelia y notaron un increíble parecido con su madre.

Fue así que decidieron comunicarse con Romina y empezaron a hacer todas las averiguaciones pertinentes del caso. Desde el primer momento ellas se reconocieron como hermanas: pequeños gestos, detalles e incluso una mancha de nacimiento que tenían ambas en una oreja. En agosto de este año se produjo un emotivo encuentro y se conocieron personalmente. Luego se hicieron el ADN, que confirmó el parentezco.

Ofelia y Silvina nacieron el 17 de marzo de 1967 en el Hospital San Martín. Según su partida de nacimiento, fueron anotadas como Ofelia y Olga Rosales, el apellido de su madre, soltera, de profesión empleada doméstica. Hasta el día de hoy asegura que ella solo tuvo una hija.

Ofelia, conocida como “La Chocha”, vive en barrio San Agustín, de Paraná. Fue reconocida por el padre que la crió y, a los tres años, le dio su apellido: por eso es Ofelia Almada. Por otro lado, los padres de Silvina, que vive en Cañada de Gómez, le confirmaron que es adoptada. Le contaron que se la entregaron en una caja de zapatos y que su madre biológica trabajaba como empleada doméstica para ellos. Los padres adoptantes, de apellidos Benítez y Camozzi, quienes no podían tener hijos, la volvieron a inscribir en el Registro Civil 12 días después de nacida, el 29 de marzo, como Silvina Benitez.

Otro increíble detalle hace más enorme esta historia, casi de novela: ambas tuvieron seis hijos, de los cuales tres son varones y tres mujeres. Romina, hija de Ofelia, expresó que “luego de 54 años comenzaron a vivir lo que les quitaron, lo que les negaron. Ahora vivimos lo que merecemos, una familia tan grande. Primas y primos, todos parecidos unos de otros. La sangre es la sangre y nos une mutuamente sin darnos cuenta”.

 



Fuente: https://entremediosweb.com/

Comentarios

Comentar artículo